domingo, 22 de agosto de 2010

El rincón de Adriana

Queridos Amigos:
Respondiendo a la gentil invitación de los amigos de "Cuernitos" les envió mis primeras ideas con la esperanza de que les guste y de no ser así, que me sepan disculpar.
La verdad es que escribo no sólo con respeto hacia un tema tan serio,sino con mucho temor pues si hay un tema difícil de abordar es el de las relaciones de pareja. Primero, porque cada una es un mundo y segundo porque en los "juegos" del amor los terceros somos de palo. Por eso les pido no tomen esto como un consejo, sino como las ideas de alguién que le gusta contar sus propias experiencias y visiones sin darles de ningún modo valor universal y con la sola intención de iniciar un fructífero intercambio de ideas y experiencias que nos enriquezcan a todos.

Soy consciente además que he sido muy afortunada en encontrar una persona como mi esposo que se amolda perfectamente a mis ideas sobre la pareja, el amor, la sexualidad y el "nuevo" rol de la mujer. Estar al lado de una persona de buen carácter, obediente, romántico, fantasioso y muy pero muy calentón hizo de la tarea de educarlo como cornudo algo relativamente fácil.

Además, como su pene es pequeño me fió una gran ventaja psicológica. Seamos sinceros, eso de que el tamaño no tiene importancia es una mentira piadosa, creo que a casi todas las mujeres nos gustan o al menos hemos fantaseado con pijas de gran tamaño.
Me parece que hay dos maneras de hacerle los cuernos a nuestros novios o esposos. Una la clásica "trampa". Es excitante al principio, pero a la larga termina siendo cansado, tanto mas si la relación clandestina adquiere cierta continuidad.Me parece que sólo sirve para un desahogo temporal. La otra forma, para mi la ideal, es darle a los cuernos una total transparencia.

Esto es que nuestros novios o esposos acepten su condición de cornudos, como una práctica de convivencia sexual incorporada a la pareja, tratando de que no se agote en una mera tolerancia sino, que se trata de hacer de ellos CORNUDOS FELICES. Claro que esto será una utopía si nuestro compañero es un machista empedernido e incurable o alguna variante todavía peor (un celoso violento por caso).

Muchos confunden los cuernos con las variantes swinger con la que evidentemente tienen puntos en común, pero lo que distingue al cornudo, según lo vivo yo, es que no solo gozan al saber que estamos con otro macho sino que no necesitan tener relaciones con otras mujeres .Para nosotras todos los penes, para ellos una sola vagina, la nuestra y a veces, pues generalmente han de conformarse con una buena paja.

Me parece (y digo me parece pues es una comprobación meramente personal que espero algún psicólogo confirme o desmienta) que todo hombre busca, y el cornudo en mayor medida, en su compañera una mezcla de madre y puta. Esta en nuestra habilidad como mujeres satisfacer estas dos vertientes, una mezcla de disciplina y prostibulo. La disciplina sería como la parte maternal de la relación, es la que fija la devoción incondicional hacia nosotras, las reglas de convivencia y los castigos a su violación.

En mi pareja no son infrecuentes las sesiones de spanking, el uso de enemas y consoladores y las lluvias doradas (si quieren volveremos mas adelante sobre estos aspectos). La puta que todas llevamos dentro es la otra cara de la misma moneda, debemos ser la mujer en que nuestros novios y maridos encuentren la satisfacción de sus fantasías sexuales.
Uno de los grandes secretos para que nuestros compañeros vivan felices con su cornamenta voluntariamente aceptada y hasta deseada es que esten en un estado de permanente deseo, de eterna calentura y que nos vean y sientan como las unicas capaces de satisfacerlos.

Por hoy aquí termino,espero que este primer encuentro no les haya resultado muy aburrido. Quizás uds. querían un relato un poco mas picante (que ya vendrán) pero me pareció importante esta introducción para que me vayan conociendo y sepan como pienso y que no soy dueña de la verdad , por ello todo lo que digo es absolutamente discutibe. Me encantaría que me escriban y leer sus comentarios al respecto tanto de putillas como de los cornuditos a: cuernitos@latinmail.com
sanper52@hotmail.com

Un beso grande a todos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario